Supercargadores del mercado de accesorios – Consejos para el ajuste del motor

El principio de un sobrealimentador es introducir aire comprimido en el motor. A medida que el aire se comprime, contiene más oxígeno y le permite quemar más combustible. También ayuda a maximizar la eficiencia de su motor.

Convertir un motor NASP a inducción forzada suele ser más fácil con un supercargador debido a su funcionamiento lineal y su instalación requiere un poco menos de trabajo que un turbocompresor.

El compresor es accionado por una correa del motor. Los propulsores fuerzan el aire a un ritmo constante basado en la velocidad del motor. Cuando la velocidad del motor disminuye, el flujo de admisión corresponde precisamente a esto. Debido a que es accionado por una correa desde el motor, se pierde algo de potencia ya que tiene que accionar los compresores. Esto está más que compensado por la potencia adicional que ofrece.

Los supercargadores funcionan mejor que los turbos como actualizaciones de un motor NASP porque el aumento de potencia es lineal con la velocidad del motor. Los turbos son más progresivos, dando mayores ganancias de impulso a medida que aumentan las revoluciones. Los supercargadores brindan potencia en todo el rango de rpm, por lo que, aunque normalmente no alcanzarán un pico tan alto como un turbo, se beneficiará de un retraso mínimo o nulo y son más fáciles de mapear que los turbos.

El mayor problema con los supercargadores del mercado de accesorios es colocarlos en el motor, deberán ser accionados por manivela o una polea accionada por manivela. En automóviles con aire acondicionado, puede quitar el compresor de aire acondicionado y reemplazarlo con un compresor, como alternativa, se puede instalar una polea doble que permite que una correa impulse el compresor.

Para obtener espacio adicional, es posible que deba mover la batería a la parte trasera del automóvil o mover algunos componentes.

Al instalar un supercargador, deberá ajustar la sincronización del motor y el suministro de combustible para que coincida con su nivel de impulso. Es sorprendente la cantidad de combustible que debe usar para igualar el aire adicional que ingresa al motor, pero dado que el motor es más eficiente, no tiene por qué ser menos económico cuando se conduce con cuidado.

Hay varios kits de conversión de sobrealimentador y turbo combinados disponibles. El VW Twincharger es un buen ejemplo. Estos están diseñados para brindar los beneficios de cada sistema y un motor relativamente pequeño como un 1.4 es capaz de producir la potencia de un motor 2 veces su tamaño. El motor, al ser más pequeño, es más liviano y hay beneficios de rendimiento por todas partes.

Vemos personas que instalan supercargadores en motores turboalimentados para obtener un impulso exponencialmente mayor sin tener que instalar un gran turbo propenso a demoras.


Si disfrutó con este artículo le sugiero que indague por los diferentes grupos de artículos de este sitio. Siempre intentamos mantenernos al día de todos los temas que tratamos e ir incluyendo artículos de interés y noticias vinculadas. A partir de la página inicial de este grupo (tuningspain.es/noticias/tuning-coches/) podrá ver los diferentes artículos y noticias publicadas. Para poder navegar por todos los grupos que debatimos en esta web puede acudir a la página inicial: tuningspain.es/noticias/

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Esta web utiliza cookies propias y de terceros para su correcto funcionamiento y para fines analíticos y para fines de afiliación y para mostrarte publicidad relacionada con sus preferencias en base a un perfil elaborado a partir de tus hábitos de navegación. Al hacer clic en el botón Aceptar, acepta el uso de estas tecnologías y el procesamiento de tus datos para estos propósitos. Ver

ACEPTAR
Aviso de cookies
Ir arriba